Cuando comenzamos a asesorar a las instituciones educativas y a realizar diagnósticos de sus procesos de contratación, un hallazgo común es que no piden el examen de ingreso ocupacional y, peor aún, no sabe qué es este examen. Es por eso que hemos dedicado este artículo en explicar sobre sobre este tema.

¿Qué es un examen ocupacional? 

Podemos decir que de acuerdo a la Resolución 2346 de 2007, éste es un acto médico que se le realiza al trabajador con el fin de monitorear la exposición a factores de riesgo y determinar la existencia de consecuencias por dicha exposición. Dentro de ellos estas: examen físico, exámenes de laboratorio, imágenes diagnosticas y electrocardiograma.

Este tipo de examen está regulado por una norma vigente, de obligatorio cumplimiento y se constituye en un instrumento importante en la elaboración de los diagnósticos de las condiciones de salud de los trabajadores para el diseño de programas de prevención de enfermedades, cuyo objetivo es mejorar su calidad de vida.

Aunque existen 3 tipos de exámenes como son el de ingreso, periódico y egreso; en esta oportunidad vamos a hablar del examen de ingreso dada la importancia o relevancia de éste, ya que sirve para determinar la aptitud del trabajador en lo relacionado con su estado de salud para desarrollar las tareas contratadas de manera eficiente, establecer si existe alguna restricción e identificar las condiciones de salud que presenta el trabajador y que se puedan agravar cumpliendo con su trabajo.

En otras palabras, este examen nos permite conocer, como empleadores de docentes y personal administrativo, el estado físico y mental que presenta la persona que vamos a contratar o que estamos contratando. Adicional a ello, nos sirve como soporte en caso que en un futuro algún empleado demande argumentando que las enfermedades diagnosticadas en el examen de ingreso fueron adquiridas cumpliendo con sus tareas en el colegio o jardín.

Por lo anterior es muy importante la realización de este examen agregando que si no se realizan, el Ministerio de Trabajo puede sancionar a la institución con una multa de hasta 500 salarios mínimos mensuales legales vigentes ($454.263.000 con salario año 2021) si son menos de 10 trabajadores, o hasta 5000 salarios mínimos mensuales legales vigentes ($4.542.630.000 con salario año 2021) si nos menos de 50 los trabajadores.