El posicionamiento web es un trabajo constante que requiere diferentes estrategias y acciones para mejorar las posiciones en buscadores y captar más tráfico.

A menudo pensamos en cómo conseguir enlaces, optimizar las palabras claves (keywords) o gestionar el marketing de contenidos escribiendo para Google y para los usuarios. Sin embargo, no hay que olvidar que la base de todas estas acciones es conocer perfectamente el proyecto propio.

Para poder mejorar el posicionamiento de su sitio, y conocer la situación real de éste respecto a Google y a la competencia, es indispensable realizar una auditoría web con herramientas potentes, como por ejemplo, Screaming Frog.

¿En qué consiste hacer una auditoría web?

Una auditoría web,  online o SEO, es un estudio previo que se debe realizar sobre cada página web analizando todos los aspectos que van a tener en cuenta los motores de búsqueda a la hora del posicionamiento.

Este análisis es el punto inicial de cualquier estrategia online, pero también se debe repetir con cierta frecuencia para poder medir cómo evolucionan las diferentes acciones SEO.

Existen diferentes herramientas que facilitan esta tarea, una de las más completas y populares hoy en día es Screaming Frog, aunque es de pago nos permite analizar miles de URLs de una web.

Cómo hacer una auditoría con Screaming Frog

Screaming Frog ayuda a realizar una auditoría on-page completa analizando cada uno de los elementos que forman parte de su página web.

Con esta herramienta podrá estudiar su web a través de un simulador del comportamiento de un “bot” concreto que puede elegir de una lista de posibilidades:

Así, obtendrá información sobre:

  • Posibles problemas de indexación
  • Posibles problemas de rastreo
  • Posibles problemas de canonización
  • Posibles problemas de errores 404 y link juice
  • Posibles problemas de re direccionamiento

Configuración de Screaming Frog

Lo primero que debe hacer antes de activar la herramienta, es programar los parámetros que quieres analizar. Para ello, tienes que entrar en la pestaña “Configuration” y en “Spider”. Nota: la característica de configuración del spider es para los usuarios que tienen una licencia paga.

Aquí, definirá cuántos caracteres o píxeles debe medir cada elemento, qué se va a revisar e incluso los límites del análisis.

Una vez que la herramienta esté totalmente configurada, será el momento de empezar a rastrear toda la información sobre su página web. Cuando haya terminado, Screaming Frog avisará para que pueda consultar sus diferentes informes de resultados.

Informes de la auditoría online

A continuación, cuando ya tenga toda la información disponible en la herramienta, va a poder consultar uno por uno todos los informes con los datos de su web.

La información que reporta Screaming Frog es muy amplia, por eso vamos a ver los datos que te pueden resultar más interesantes es una auditoría web para trabajar el SEO a nivel básico:

Internal – All: En este informe puedes ver todas las URLs que forman su página web y están indexadas en los motores de búsqueda. Te sirve para conocer qué información de su web está leyendo Google, o el motor que elijas.

Response Codes (3xx y 4xx): Es indispensable para conocer los posibles errores que forman parte de su página web.

Page Titles: Se refiere al SEO title, y en este informe puedes conocer cuáles son demasiado cortos o largos, cuáles están duplicados, o qué páginas no tienen este elemento.

Meta Description: Informe que analiza las meta descripciones de todos sus contenidos. Puede ver cuáles cumplen con las características que ha definido en la configuración y cuáles necesitan una optimización.

H1: Es un informe del estilo de los anteriores que en este caso y cuáles necesitan una optimización. Analiza los datos de los H1 de cada contenido. Puedes sacar esta información también de los diferentes H2.

Images: Por último, no hay que olvidar el SEO para imágenes. Con este informe sabrás qué imágenes tienen bien el alt y cuáles pesan demasiado.

Optimizar la página web

Una vez que haya analizado toda la información de Screaming Frog, no debe terminar aquí su auditoría web. Es el momento de implementar todos estos resultados para optimizar su página.

Puede descargar toda la información en archivos de Excel, o compatibles con otros programas similares, para empezar a mejorar cada elemento.

Tenga en cuenta las características que utilizó en su configuración, que son el objetivo al que quiere llegar. Revisa uno por uno cada error reportado por la herramienta de auditorías, y mejora en la medida de la posible todos ellos y muy pronto verá cómo estas pequeñas optimizaciones reportan resultados en su posicionamiento SEO.