loader image

Entendemos que las instituciones educativas están para preocuparse por la educación de nuestros hijos y no por temas administrativos, es por ello que en algunas oportunidades por resolver el trabajo del día a día educativo se nos puede pasar afiliar a la seguridad social a una o todas las personas que nos van a colaborar como docentes o personal de servicio, y pueden pasar los días incluso los meses sin hacerla, pero a que me puedo enfrentar si no hago afiliaciones?

Toda institución educativa tiene la obligación de afiliar a sus colaboradores (Docentes, administrativos, servicios generales) al sistema de seguridad social integral compuesto por EPS, ARL y fondo de pensiones, pues es un derecho de los trabajadores y una obligación legal para los empleadores.

La afiliación a seguridad social integral es uno de los derechos del trabajador que es irrenunciable, el empleador sí o sí debe garantizarlo.

Aseguramiento del sistema de seguridad social integral y la responsabilidad del centro educativo.

El sistema de seguridad social integral opera como un sistema de aseguramiento, donde se aseguran la atención en salud, pagos de incapacidades, pagos de licencias de maternidad o paternidad y riesgos tales como enfermedades, accidentes, vejes e invalidez del trabajador.

De manera que cuando un centro educativo afilia a sus trabajadores y paga las cotizaciones debidas, está asegurando estos riesgos en que incurre al contratar a un trabajador, y si éste se materializa (el trabajador se enferma, se accidenta o queda inválido), el sistema asume todos los costos.

Pero si el empleador no afilia al trabajador, no está asegurando ningún riesgo, y en caso de cualquier eventualidad le corresponde al empleador asumir todos los gastos como cirugías, medicamentos y hasta pensiones derivados del accidente, enfermedad, invalidez o muerte.

Y recuerde, el sistema de seguridad social no solo asegura al trabajador sino de su núcleo familiar, de manera que, si el empleador no afilia a su empleado, debe responder por la salud de los familias del trabajador en caso que alguno se enfermen.

Una enfermedad o un accidente puede costar mucho dinero que tendrá que pagar el empleador si no afilió al trabajador a seguridad social.

Todo lo que hubiera pagado la EPS, la ARL o el fondo de pensión, debe pagarlo el empleador que no afilia a sus trabajadores.

Esto debería ser razón suficiente para afiliar a un trabajador, y no ponerlo a trabajar hasta tanto esté cubierto por el sistema de seguridad social.

Es muy importante tener en cuenta que esta afiliación se debe hacer aún en periodos de prueba. En ocasiones se cree que un trabajador en período de prueba no tiene derecho al pago de las prestaciones sociales, ni a que se le afilie al sistema de seguridad social. Sin embargo, esto resulta erróneo, toda vez que durante dicho período le nacen los mismos derechos laborales que a cualquier trabajador.

Es así que los centros educativos tienen que evitar un mal proceso de contratación, este puede representar altísimos costos para el contratante; es necesario que antes de ejecutar un acuerdo se analicen muy bien las condiciones y se determine de forma correcta si este corresponde a un contrato laboral o a uno de prestación de servicios.

En innovación Educativa queremos compartir los siguientes video del programa Séptimo Día en el que hablan puntualmente de estos casos y las consecuencias de no hacer las afiliaciones correspondientes al sistema de seguridad social integral.